Reforma impositiva de la provincia de Buenos Aires tiene estado parlamentario

La próxima semana los integrantes de la Comisión de Presupuesto e Impuestos de la Cámara baja bonaerense comenzarán a analizar el proyecto de reforma tributaria enviado por el gobernador Daniel Scioli, que contempla modificaciones en Ingresos Brutos y que deroga el denominado impuesto a la riqueza que actualmente se encuentra suspendido. El titular de la Cámara de Diputados, Horacio González, informó que el proyecto de ley que fue enviado el jueves 16 de julio ya tiene «estado parlamentario» y que fue girado a la Comisión de Presupuesto e Impuestos para su análisis y posterior sanción.
«Se trata de un proyecto de reforma tributaria muy importante, muy amplia y que creo responde a una vieja demanda de los municipios, pues permitirá que los beneficios de la recaudación les lleguen directamente», señaló a través de un comunicado. El titular de Diputados afirmó, asimismo, que en razón de la relevancia de la norma tributaria impulsada por el Poder Ejecutivo bonaerense, «vamos a iniciar una ronda de contactos con los miembros de todos los bloques políticos de esta Cámara». Además de introducir reformas en el esquema de alícuotas del impuesto a los Ingresos Brutos, la iniciativa contempla también la posibilidad de que la Agencia de Recaudación bonaerense, ARBA, -creada durante la actual administración- pueda establecer regímenes de percepción y de regularización de deudas, entre otros puntos.
El proyecto consta de siete ítems en los que se destacan las reformas propuestas para el cobro del impuesto a los Ingresos Brutos; funciones destinadas a mejorar la capacidad operativa de ARBA; cuestiones referidas al código fiscal y la creación de un Fondo para el Fortalecimiento de los Recursos Municipales para comunas que se comprometan a dejar de cobrar la denominadas tasas de «abasto» y de «publicidad». Según el texto enviado al Parlamento provincial, el aumento de la presión tributaria será sobre el dos por ciento del total de los contribuyentes del sector industrial. El proyecto -que fue criticado por la UIA mientras que recibió el respaldo de las cámaras que agrupan a las pymes bonaerenses- contempla «medidas para reordenar las alícuotas del impuesto sobre los Ingresos Brutos«, entre ellas el fin de las exenciones que rigen actualmente para las industrias asentadas en la provincia con una facturación anual superior a los 60 millones de pesos. Por el contrario, las pequeñas y medianas industrias estarán exentas del pago de Ingresos Brutos siempre que su facturación anual no supere los 60 millones de pesos.

18/07/2008 – Buenos Aires Económico –
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *