Todas las jubilaciones pasarán al Estado

La Presidenta Cristina Fernández, en un escenario montado en la sede del ANSeS, defendió el texto que mandará al Congreso para que este sea aprobado, referido al régimen de capitalización pasando todas las jubilaciones al régimen estatal, diciendo que  «Estamos ante un final de época y esto es una decisión estratégica» y repitiendo en varias oportunidades que «Esto es una decisión estratégica» y que estamos ante  «un cambio de época».

La Presidenta firmó el proyecto de ley que irá al Congreso antes de dar su discurso. Y defendió la medida como «una decisión estructural, así como la de 1994». La intención de la Presidenta fue clara: mostrarse con esta decisión opuesta completamente al neoliberalismo de los 90.

osteniendo que «Estamos adoptando esta decisión en un contexto donde los principales Estados están adoptando una política de protección hacia bancos. Nosotros hacia nuestros jubilados y trabajadores. Aquel discurso se ha derrumbado estrepitosamente».

El proyecto tiene el nombre: «Sistema Previsional Integral Argentino». Mediante su discurso lo comparó con las reestatizaciones de Aerolíneas Argentinas (aún en veremos) y la de Aguas Argentinas, más lejos en el tiempo, que dio paso a AYSA.

La mandataria dijo «Nunca hemos especulado a la hora de tomar decisiones», y respondiendo las críticas negó que se trate de «un saqueo» como había denunciado la líder de la Coalición Cívica. La misma palabra usó para referirse al sistema que dejará de existir si el proyecto tiene aprobación del Congreso.

Negando con énfasis lo dicho por la oposición de que el Gobierno busque engrosar su disponibilidad de fondos con el dinero de la deuda en títulos públicos acciones, fondos de inversión y otros ahorros de las AFJP.

Pregunto «‘Quienes quieren seguir con el sistema de AFJP qué caja defiende o quiere representar?»,  lamentó que digan «que el Gobierno quiere hacerse de una caja» porque –según sostuvo- al tomar la medida se pensó «en la Constitución, que dice que el Estado debe garantizar las jubilaciones».

Amado Boudou, director el ANSeS, hablo antes que la presidenta y emprendió contra las AFJP. Destacando que «170 mil jubilados por el régimen de capitalización reciben garantía de la mínima por la ANSeS».
«Hemos escuchado que veníamos a hacer un saqueo. La única motivación es rescatar de la incertidumbre a nuestros futuros jubilados y a los que ya tienen una en el régimen de capitalización. Bien podríamos hablar de un saqueo. Fue la instauración misma del régimen de capitalización».

El proyecto ahora pasa al Congreso, donde se anticipa una dura pelea. Además de pasar los fondos, la iniciativa busca unificar a todos los aportantes y beneficiarios en el sistema de reparto. Así, el Estado se garantizará así el ingreso (por aportes) de unos 15.000 millones de pesos adicionales por año.

21/10/2008   Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *