Plan Nacional de Reducción de Pérdida y Desperdicio de Alimentos

El día de la fecha, mediante la publicación del Decreto 246/2019 en el Boletín Oficial, el Gobierno ha reglamentado el Plan Nacional de Reducción de Pérdida y Desperdicio de Alimentos (PDA) contemplado en la Ley 27.454. La finalidad del mismo es que en 2030 se reduzca a la mitad el desperdicio de comida por cápita en la venta de mercadería y bajar las pérdidas de productos desechados en las cadenas de producción y suministro, incluyendo las que se producen con posterioridad a la cosecha.

El Programa Nacional de Reducción de Pérdida y Desperdicio de Alimentos es llevado adelante por la Secretaría de Gobierno de Agroindustria.

El mismo busca que los sectores más vulnerables puedan acceder a productos que son desperdiciados desde su producción hasta su comercialización.

El PDA involucra a los consumidores, productores, procesadores, distribuidores y asociaciones. El mismo busca brindar especial relevancia a la atención de las necesidades básicas alimentarias de la población en condiciones de vulnerabilidad y con riesgo de subsistencia.

Dicho plan se encuentra a cargo del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, el cual se encargará de implementar el nuevo Registro de Instituciones de Bien Público Receptoras de Alimentos. Es por esta razón que dicho organismo público está facultado para celebrar los convenios y dictar las normas aclaratorias y complementarias necesarias para su puesta en funcionamiento.

Nuestro país es uno de los principales exportadores de alimentos a nivel mundial. De acuerdo a la Food and Agriculture Organization (FAO) y Agroindustria se tiran 16 millones de toneladas de comida al año a la basura, lo que equivale a un kilo por día por cada habitante. Estos números son alarmantes dado que más del 30% de nuestra población se encuentra por debajo de la línea de pobreza y tiene problemas para poder alimentarse.

Un 13% de la producción local de alimentos es desechada previamente a ser comercializada. El desperdicio continúa por toda la cadena de comercialización debido a malas prácticas. Los más desechados son los vegetales.

La Red de Bancos de Alimentos (REDBdA) estima que si se rescata un 10% de esos alimentos se podría alimentar a cinco millones de personas que hoy en día no cuentan con un plato de comida diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *