Casi el 20% de beneficios del bono de 10.000 pesos tienen de 18 a 25 años

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) ha brindado información sobre las solicitudes del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el cual será abonado por el Gobierno de Alberto Fernández como ayuda a causa de la paralización de la economía debido al coronavirus. El organismo a cargo de Alejandro Vanoli indicó que casi el 20% de los beneficiarios del bono de 10.000 pesos son jóvenes de 18 a 25 años de edad.

El bono de emergencia pagado por Anses beneficiará a 7,8 millones de personas, entre las cuales 1.356.306 tienen de 18 a 25 años.

El pago del IFE se hará a monotributistas de las dos categorías más bajas (A y B), monotributistas sociales, empelados del servicio doméstico, trabajadores informales y desempleados. Los requisitos establecen que para solicitar esta asignación se tiene que tener de 18 a 65 años y en el grupo familiar nadie puede cobrar un salario en relación de dependencia, haber previsional contributivo o no contributivo, seguro de desempleo o programa social.

La cantidad de solicitudes recibidas sorprendió al Estado dado que demostró la realidad económica de la población.

Un informe oficial recalca que los jóvenes de 18 a 25 años son mayoría entre los empelados en negro y desocupados. Además, este grupo de personas cuentan con la tasa más alta de pobreza junto con aquellos que tienen de 46 a 65 años. El mayor número de personas que están en indigencia tienen de 36 a 45 años.

Casi la totalidad de los jóvenes (98,8%) tienen empleos informales. Del total de empleados en negro, un 38,8% tiene entre 18 a 25 años.

Los ciudadanos de este rango de edad ocupan el 53,9% de pobres y 59,2% están en estado de indigencia. Además, e 25,4% tiene de 26 a 35 años. Con lo cual, 2 de cada 3 desempleados son menores de 35 años y el 68,2% del ellos son pobres.

Otro dato que ha llamado la atención es que los solicitantes de las regiones Nordeste (NEA) y Noroeste (NOA), en los cuales el porcentaje de la población rural es elevado, fueron más de los esperados. Esto se debe a que los datos informados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) toman como base a los aglomerados urbanos.

De la totalidad de beneficiarios del bono de 10.000 pesos, el 12,8% son del NEA y el 16,5% del NOA. El 39,1% residen en Capital Federal y en el Gran Buenos Aires.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *