Gobierno Argentino aplicará una “Política Integral de Administración de Precios”

Publicado por Graciela
18 de diciembre de 2013, 2:57pm |
Supermercados

El Gobierno Nacional argentino a través del Ministerio de Economía, en los próximos días, aplicará una “Política Integral de Administración de Precios” con el propósito de parar las maniobras engañosas llevadas adelante por las empresas que afectan a los bolsillos de los consumidores. Esta nueva política se implementará junto a un acuerdo que comprenderá a 187 productos de la canasta básica. Las versiones indican que el anuncio se dará el próximo viernes.

El Ministerio de Economía llevará adelante una “política integral de administración de precios” junto con la instrumentación del nuevo acuerdo que comprenderá a 187 productos de la canasta básica, con el fin de frenar maniobras engañosas llevadas adelante por las empresas que afectan a los bolsillos de los consumidores.

Fuentes allegadas al Palacio de Hacienda afirmaron a Télam que:

  • “Esta política implicará poner la lupa en los balances de las empresas de manera integral, y se tomarán todas las medidas al alcance del Poder Ejecutivo, para que las empresas se aboquen a cumplir con los acuerdos alcanzados, pero también para impedir que las firmas efectúen “avivadas” que disparen los precios de productos similares sin fundamento económico real, y tal como se produjeron durante los últimos meses en varios casos”.
  • “no se aplicará congelamiento de precios, sino una política de administración de los mismos, donde trabajaremos en toda la cadena, y fundamentalmente en los proveedores”, que es el eslabón donde se encontraron distintas maniobras abusivas.

Según los voceros, esta nueva política de administración de precios no se circunscribirá a monitorear  solamente estos 187 productos que integrarán el nuevo acuerdo que comenzará a regir el 1º de enero de 2014, sino que además, comprende a alrededor de los 10.000 productos que son exhibidos en las góndolas de las 40 principales cadenas de supermercados del país y en los 80 proveedores que las abastecen, en lo que refiere a alimentos, bebidas, productos de perfumería y de limpieza.

Los 187 productos que integrarán el nuevo acuerdo serán todos de primera necesidad y en su mayoría alimentos y bebidas, los que  acapararán las tres cuartas partes de la canasta seleccionada.

Desde el Ministerio de Economía advirtieron que aquellos comerciantes que incumplan los acuerdos o realicen “avivadas”, del estilo de remarcar productos similares con cifras exorbitantes, se les aplicarán las “distintas figuras legales disponibles tendientes a corregir esos desvíos”, como por ejemplo, algunas de las alternativas: denuncia por abuso de posición dominante, aplicación de la Ley de Defensa del Consumidor, fiscalización a través de la Administración Federal de los Ingresos Públicos, AFIP, con el propósito de detectar irregularidades en los precios y los balances de las compañías.

Además, la cartera de economía nacional se manejará con los distintos beneficios que el Estado le brinda a los comercios como los subsidios o créditos.

Con esa información se intentará persuadir a los empresarios cuando intenten subir los precios y no lo hagan con la real necesidad de costos sino que se trate de “avivadas”.

En anterior acuerdo  “Mirar para cuidar”, que vence a fin de mes y del cual participaron 3300 personas entre militantes e integrantes de distintas agrupaciones de consumidores y afines, según consideraron las fuentes: “se cumplió bien, los productos estaban en la góndola a los precios acordados”.

Pero, también se pudo comprobar que cuando, los supermercados se comprometían a llenar el vacío con productos de precios similares cuando se detectaran faltantes, algunas empresas utilizaron distintas maniobras legales, como la de inducir al consumidor a la compra de productos de primera necesidad más caros que los acordados.

Algunos de los ejemplos citados son:

  • La Serenísima, que acordó un precio de la leche entera en sachet a $6,85, vendió a la par cuatro productos similares con prácticamente idéntico envase y distintos aditivos, como vitaminas, que encarecían un producto no acordado en la lista hasta un 22 % más caro, sin tener fundamento de costos, ni macroeconómico para aumentar la brecha de precios.
  • Ayudín, que acordó un precio  en la lavandina de $2,73, y en el que la firma lanzó al mercado distintas variantes con las denominaciones “máxima pureza” y “ultra” pura, para vender la lavandina común hasta un 284% más cara que la prevista en el acuerdo, de $7,77.
  • Leche Cindor, también de La Serenísima, se acordó a $6.-, pero el último precio observado en góndola para un producto de esas característica con vitamina A y D, era de $ 17.-
  • Nobleza Gaucha,  acordó un precio en la yerba  de $12,59 el medio kilo y que lanzó un  una variante denominada “Ecopack”, a $17,83, donde la única diferencia era un “envase de papel 100% reciclable, sin plástico”.

Las diferencias planteadas no coinciden con una suba de costos del producto sino que confunden a los consumidores, que son los que terminan comprando productos que los proveedores se “ocupan” en mantener stockeadas en las góndolas de los supermercados.

Las fuentes subrayaron que:

“las empresas ya fueron advertidas por el Gobierno sobre estas maniobras”.

La mayoría de ellas se  justificaron diciendo que se trababa de técnicas comerciales y aumentos de costos.

El Gobierno por el momento sólo tomo nota y avisó sin aplicar ninguna represalia, esperando que las empresas corrijan su conducta abusiva, de la mano del nuevo acuerdo de precios.

Últimos comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *