El Ministerio de Trabajo dio su apoyo al delegado de la ex – Terrabusi

Carlos Tomada, ministro de Trabajo, ayer por la tarde sostuvo que se pronunció a favor del fallo judicial que exige a la empresa Kraft Foods  ex – Terrabusi que permita el ingreso a la planta de Ramón Bogado, delegado sindical, que fue despedido. El ministro dijo que la orden judicial instaba de dejarlo ingresar a la planta “está en línea con la gestión de la cartera”. Señalando además, que: “todas las acciones tienen un objetivo central que es el cumplimiento de la ley”.

El ministro aseguró que: “La Justicia ha decidido que la empresa libere el acceso a la planta a uno de los delegados a quien no le permitían el ingreso. Esta determinación judicial esta en línea con los reclamos, intimaciones y gestiones que viene realizando el Ministerio de Trabajo“.

El titular de la cartera, añadió que: “Nosotros creemos que este es otro paso más para acercarnos a la solución de un conflicto que se tornó sumamente complejo y que llegó a los niveles que alcanzó por una intransigencia desproporcionada”.

Según informó la Agencia Télam, que Carlos Tomada agregó que: “es un paso más. Y esto es lo importante. Ayer, después de casi 50 días, pudimos sentar a todas las partes en la misma mesa. Y esto es otro avance”.

Agregando que: “Además se propuso la reincorporación de 20 trabajadores más que se sumaron a los 30 ya reincorporados. Han vuelto a actuar los inspectores de Trabajo en el día de hoy cumpliendo con la Resolución firmada por ambos ministros de Trabajo. Como resultado de dicha inspección no se ha detectado presencia policial en la línea de producción. La empresa está trabajando con total normalidad”.

Señalando que: “como lo hemos hecho durante todas las reuniones y acciones alrededor de este conflicto, invitamos a las partes a que reflexionen. Que se ajusten a lo que dicta la ley y los tiempos de la Justicia. Que respeten el derecho de todos los ciudadanos y que continúen en este diálogo que intentamos desde hace 50 días”.

Nueva protesta y reunión

Ayer nuevamente desde las 6.30 y hasta las 8 de la mañana se mantuvo cortada la Autopista Panamericana frente a la planta en la localidad de General Pacheco por los trabajadores de Kraft, piqueteros y estudiantes de la UBA.

Fue realizada en repudió a los 156 trabajadores despedidos en la fábrica de la ex Terrabusi y marcó la reactivación del bloqueo de tránsito en el Acceso Norte, tras la acción de la Policía Bonaerense del viernes pasado, que impidió una manifestación similar.

Ramón Bogado, delegado despedido, antes del inicio del acto de repudio, había podido  ingresar a la planta alimenticia tras recibir un fallo favorable del tribunal Nº 1 de la justicia laboral de San Isidro, en una causa judicial iniciada por Kraft para pedir su desafuero.

Carlos Tomada, ministro de trabajo, expresó su posición de apoyo a la medida judicial y es en su  Ministerio donde está prevista la convocatoria para hoy,  aún sin hora, de una nueva reunión para destrabar el conflicto por las cesantías de los 156 empleados.

Oscar Cuartango, ministro de trabajo provincial, informo que la planta continuó trabajando con normalidad,  advirtiendo que la empresa Kraft: “está incumpliendo la normativa laboral” al no dejar entrar a todos los delegados sindicales a la planta de la ex – Terrabusi.

El encuentro de hoy será la continuación del que se produjo el martes pasado, cuando se sentaron a negociar los delegados despedidos, el sindicato de la alimentación de la CGT, la empresa y funcionarios de la cartera laboral de la Nación y de la Provincia.

Jorge Penayo, otro de los delegados despedidos que aguarda una definición de la Justicia, confirmó que el viernes se presentarán a la reunión en la sede de la cartera laboral, en Leandro Alem al 600, para retomar el diálogo, ante la falta de acuerdo que hubo en el encuentro del martes.

Los dos delegados, Bogado y Penayo confirmaron que irán al ministerio, adelantando que habrá movilizaciones en varios puntos de la Capital para sostener los reclamos de “reincorporación de todos los despedidos”.

Según dejaron trascender desde el ámbito gremial, durante la reunión con funcionarios nacionales y provinciales podrían hacerse frente a la sede laboral, a sólo cuatro cuadras de la Casa Rosada.

De la empresa de Noticias informaron que ayer durante toda la jornada en el micro y macro centro porteño se produjeron varias movilizaciones, en las cuales estuvo presente el rechazo a los despidos en Kraft.

Infobar Profesional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *