Financiamiento en la compra de camiones y plan canje

Cristina Fernández de Kirchner luego de asistir a Córdoba al 40ª aniversario de la empresa IVECO por el lanzamiento de un nuevo modelo de camión fabricado en la planta prometió un plan para renovar camiones. Después de escuchar  los discursos de dos empresarios del sector reclamando medidas de reactivación para revertir la situación de la caída por la cual atraviesan. La presidenta se comprometió a impulsar un financiamiento en la compra de camiones, e inclusive ver la posibilidad de instrumentar un plan canje.

En la celebración de los 40º aniversarios de la empresa la presidenta se encontró con Juan Schiaretti, gobernador de Córdoba, con quien se encontraba distanciada desde la época del conflicto con el campo. Los empresarios realizaron pedidos concretos debido a las caídas registradas en el último año entre un 50 y 60% en ventas y producción de unidades. Por lo que la mandataria habló de impulsar un financiamiento para la compra de camiones, además de solicitarle a Brasil que en sus planes de incentivo, no discrimine a los vehículos argentinos e insinuó que hasta se podría instrumentar para el transporte de carga un plan canje.

Natale Rigano, director general de Iveco Argentina, atribuyó el desplome del mercado de camiones a que: “ya sea a la caída de la demanda en la Argentina, o porque el programa que tiene el Bndes (Banco Nacional de Desarrollo) en Brasil no admite la financiación de camiones de otro origen, con el consecuente cese de exportación de los fabricados en la Argentina”. El ejecutivo se refería al Finame, el fondo de financiamiento del Bndes que otorga créditos para la compra de camiones brasileños con tasas de entre 4,5% y 7%, contra el 18% conseguido para otros vehículos de carga.

Rigano, dijo que: “Tenemos que reequilibrar esta disparidad existente a raíz de que el Finame brasileño nos discrimina. Necesitamos un Finame argentino. Agregando además otro reclamo: la acumulación de saldos de IVA técnico por la diferencia entre el 10,5% que se paga por los camiones terminados como bienes de capital y el 21% que la fábrica debe abonar por sus insumos. Según expresó Rigano, que en Iveco llega a $ 40 millones.

Por su parte, Paolo Munferino, del CEO de Iveco mundial, reclamó “la participación del Gobierno en la promoción del crecimiento”. Mencionando que en muchos mercados hay planes de estímulo para la renovación de flotas, como el programa Pro Camionero de Brasil.

Por lo que, Cristina Kirchner les recordó a los empresarios una reunión que hubo en Olivos para acordar el financiamiento de camiones a través del Banco Nación, aunque reconoció que las ventas “no fueron suficientes”.

La presidenta dijo: “Pero hacen falta más cosas”, antes de anunciar que el Estado buscará unir a la empresa con las cámaras que agrupan a los transportistas para “desarrollar una política en forma conjunta que permita renovar las flotas, que ya están viejas.” Señalando que las partes deberán acordar las formas de financiamiento, los plazos y cómo se haría la entrega de los camiones por renovar.

Terminada la ceremonia, la Presidenta evitó el dialogo con la prensa evitando su iniciativa del “plan canje”. La ministra Giorgi no confirmó pero tampoco desmintió que el plan sea similar al aplicado hace una década a los autos particulares, solamente dijo que: “Vamos a trabajar en un esquema de renovación de la flota con las cámaras y las empresas”.

La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *