Juicios de Jubilados contra ANSES

De acuerdo a los datos del mes de julio de 2010 existen en toda la República Argentina más de 400.000 juicios de juicios de jubilados contra la   Administración   Nacional  de   la   Seguridad Social, ANSES,     se acumulan   en los Juzgados de la Seguridad Social  y debido a que la  Corte Suprema  de Justicia muchas veces se pronuncia a favor de la clase  pasiva   es  que siguen en aumento las demandas.

Según publicación del Diario Clarín siempre hubo demandas de los jubilados contra ANSES, pero se incrementan mucho más debido a los juicios favorables de los juicios testigos, como por ejemplo el caso Badaro, que fue un disparador para que miles de jubilados se presentaran ante la justicia casi con la seguridad de obtener un pronunciamiento favorable.

El matutino dice que durante los años 2003 a 2005, en los Tribunales de Capital Federal se presentaban menos de 30.000 reclamos por año, entre los años 2006 y 2008, subieron a 60.000 anuales y el año pasado superaron las 100.000 demandas , cifra que se repetiría a lo largo de 2010. Si se suman las demandas del interior, este año habría 120.000 nuevos juicios.

Luís René Herrero, Juez de la Sala 2 de la Cámara de la Seguridad Social, el día viernes pasado aseguró que: “El total de reclamantes supera los 400.000”.

Generalmente las demandas son iniciadas por  reajuste de haberes y ejecución de sentencias . El reclamo “más popular” es similar al del caso Badaro en el que la Corte Suprema ordenó que, por el período que va de enero de 2002 a diciembre de 2006, las jubilaciones debieron ser ajustadas un 88,3%.

En ese lapso la ANSES dio solo dos aumentos generales: 10 y 22,1%, según si el jubilado ganara más o menos de $ 1.000. Así, la diferencia implica una mejora en la jubilación del 54,2 o 69,9%, según los casos.

Otro de los juicios testigos es el de Elliff, en el cual la Corte Suprema impugnó  el cálculo del haber inicial, debido a que ANSES toma en cuenta el sueldo promedio de los últimos 10 años pero no los actualiza por la variación de los salarios, como fija la Corte, sino por los aumentos de las jubilaciones, notoriamente más bajos.

De acuerdo a la publicación de Clarín, muchos de los reclamos combinan Elliff con Badaro: piden que se les recalcule el haber inicial y ese haber más alto se ajuste por el 54,2 o 69,9%, según el caso. La diferencia puede implicar un incremento de la jubilación de más del 100%.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *