No es posible el Aumento de las Jubilaciones al 82% Móvil

Los economistas insisten en que no es posible el aumento en las jubilaciones en referencia a la media sanción de la Cámara de Diputados del proyecto de ley que establece que la actualización de la jubilación mínima que paga la Administración Nacional de la Seguridad Social, ANSES, al 82% del salario mínimo y los restantes  haberes según la movilidad fijada por la Corte Suprema en el caso Badaro renovó la ola de rechazos de los economistas que creen que la medida no es sustentable en el tiempo.

Al finalizar la exposición realizada Miguel Ángel Broda, economista, en el seminario del Día de la Exportación, organizado por la Cámara de Exportadores de la Argentina, CERA, enfatizó en que:

  • “La Argentina debería estar pensando en subir la edad jubilatoria en lugar de aumentar las jubilaciones. Veo con preocupación cualquier intento de poner palos en la rueda”.

Refiriéndose al posible cumplimiento de la actualización de los haberes en el corto plazo, Broda precisó que el país hoy se financia:

  • “pidiendo prestado al Banco Nación, usando parte de los fondos de la ANSES y el 80% del agujero de Argentina lo solventa el Banco Central, en parte transfiriendo las reservas y, por otro lado, dándole a la maquinita”. “La Argentina tiene un problema de solvencia fiscal intertemporal”.
  • Eso puede generar mayor presión sobre los precios, que ya están creciendo a un ritmo de 25%, consideró el economista.

Marina Dal Poggetto, del estudio Bein & Asociados, afirmó que:

  • “si bien nadie puede oponerse a una suba de las jubilaciones, cuando se analiza desde el punto de vista presupuestario, el aumento propuesto no es financiable a largo plazo”.
  • “en algún momento tenían que ajustarse los haberes que fueron licuados en los últimos años”.
  • “existen muchos juicios contra el Estado”.
  • Poniendo más reparos en el aumento de la mínima, “que tiene una inconsistencia temporal en algún momento”.
  • “El haber incorporado 2,2 millones de pasivos a raíz de la moratoria, se aumentó la nómina y se licuó el haber promedio. Creo que si existe voluntad de aumentar la jubilación, sería más razonable dárselo a quien aportó al sistema”.

Dal Poggetto, indicó que de acuerdo con sus números, el indexar el haber mínimo sobre el 82% del salario mínimo, que actualmente es de  $ 1.740, tendrá un costo de $ 25.000 millones, si a eso le sumamos otros $ 14.000 millones que implicará actualizar el resto de las jubilaciones a partir del fallo Badaro, suman casi $ 40.000 millones que se incluirán en el Presupuesto y que se monta sobre un nivel de gasto que está 10 puntos porcentuales por encima que en la convertibilidad.

Finsoport, consultora de Jorge Todesca, en un primer análisis las posibles vías de financiamiento para elevar el haber mínimo serían:

  1. Disponibilidad del Fondo de Garantía de Sustentabilidad –$6.641 millones
  2. Depósitos a plazo fijo del Fondo de Garantía –$ 12.338 millones
  3. Saldo positivo acumulado por el Sistema de Seguridad Social al 30 de junio –$ 3.003 millones
  4. Reducción progresiva de los subsidios al transporte y la energía, que podría liberar entre $ 10.000 y $ 15.000 millones anuales.

Con estos números el informe dice que:

“Un esquema razonable debería contemplar un ascenso paulatino de los haberes hasta el nivel planteado, una recomposición de las tarifas públicas y una revisión integral del presupuesto en ocasión de tratarse próximamente el correspondiente al 2011”.

El Cronista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *