Peleas, Paro y Vuelos Demorados en Ezeiza – Conciliación Obligatoria

Al inicio del cierre del Aeroparque Metropolitano, Jorge Newbery, por reformas, un caos vivieron los pasajeros en Ezezia, Al mediodía fueron reprogramadas las salidas por cuestiones operativas, pero a las 17.00 horas algo insólito, ocurrió que se pelearon dos pilotos a punto de despegar y dejó a mucha gente sin poder volar ya que fueron cancelados cerca de 50 vuelos por un paro. Hoy el día se muestra bastante complicado y con varias cancelaciones.

Se aproxima el fin de semana y continúan las complicaciones en Ezezia, si tiene que viajar mejor que salga con bastantes tiempo anticipado ya que a las complicaciones para llegar, debido al tránsito se le suman las incomodidades de la nueva terminal y las constantes demoras y reprogramaciones de vuelos.

El día de ayer por la tarde, además de todo lo anterior se le sumo lo insólito, un sorpresivo paro de los pilotos de las empresas de Aerolíneas Argentinas y Austral, que obligó a cancelar más de 50 vuelos.

La pelea entre los trabajadores se produjo cuando un copiloto, arriba del avión, listo para salir se peleara con el piloto por estar afiliados a sindicatos distintos,  la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas, UALA, y el que declaro el paro fue la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas, APLA, del  vuelo 2734 de Austral salía para Iguazú.

Estos gremios se encuentran históricamente enfrentados y ya hubo peleas en varias oportunidades inclusive judicialmente,por lo que que impide que compartan vuelos, por motivos de seguridad a los pasajeros. De acuerdo a lo denunciado por UALA, el copiloto llevada consigo una cámara oculta para registrar cualquier tipo de agresión del piloto, y fue descubierto.

Al iniciarse la pelea, la Policía de Seguridad Aeroportuaria bajo a ambos trabajadores de la nave, mientras los pasajeros ya estaban sentados. Fue entonces cuando  APLA decidió hacer un paro para que su trabajador no sea sancionado por Aerolíneas Argentinas. Por la medida, la empresa tuvo que cancelar ese y los otros vuelos que faltaban salir durante la jornada, al igual que los de Austral.

Si bien Aerolíneas Argentinas se comprometió a hacerse cargo de los gastos de alojamiento, comida y transportes por la demora, los pasajeros que ya venían de sufrir un día difícil, explotó de bronca cuando se enteraba que su vuelo no salía.

Es que los problemas ya comienza al acercarse a Ezeiza, los últimos 500 metros demandan entre 20 y 40 minutos y largas colas para estacionar. De acuerdo a las previsiones este panorama se repetirá hasta el 1º de diciembre, fecha que dicen se terminaran las obras de remodelar el Aeroparque.

Acceder a Ezezia era una de las complicaciones, ya que inclusive mucho antes del paro, se notaban las demoras de los vuelos.

Por lo que, entre las personas que llegaban tres horas antes y los que ya estaban esperando, la flamante Terminal C, que agregó otros 7.500 m2 para contener todos los vuelos de cabotaje, se vio totalmente colapsada. Donde los baños no tenían agua y el de discapacitados directamente estaba clausurado. Los asientos no alcanzaban, la gente se chocaba con las valijas y los empleados y no daban abasto las cintas para despachar las valijas. Cada tanto, algunos comenzaban a aplaudir o a gritar en señal de bronca y hastío, o para pedir que les dieran prioridad a las madres con chicos y a los ancianos.

Los empleados del check in, a las 17.00 abandonaron sus puestos, según manifestaron «sentían temor de ser agredidos”. Se pudo ver como algunos pasajeros, aburridos, pasaban del otro lado del mostrador tratando de enterarse algo por medio de las computadoras. Recién a las 19.00 informaron por los parlantes que debido al paro, fueron cancelados todos los vuelos.

Fue dictada la conciliación obligatoria por el Ministerio de Trabajo, desde la empresa se informó que: “Ya estamos trabajando en la reprogramación de todos los vuelos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *