ARBA: Retenciones y Percepciones sobre los Ingresos Brutos

25 de julio de 2009, 4:53pm |  

La Federación Argentina de Consejos Profesionales en Ciencias Económicas, FACPCE, y el Consejo Profesional de la Capital Federal, CPCECABA, en forma conjunta se muestran preocupados ante la aplicación desmedida de retenciones y percepciones en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos de la provincia de Buenos Aires, puestos en marcha por el ex titular de ARBA, Santiago Montoya.

Continúan las quejas por uso desmedido de retenciones y percepciones sobre el impuesto a los Ingresos Brutos, de mantenerse el esquema, las empresas afrontarán “graves trastornos económicos, comerciales y financieros”

Según los expertos agrupados en distintos Consejos profesionales ponen en la mira a diversos regímenes bonaerenses de recaudación puestos en marcha por el ex titular de ARBA, Santiago Montoya. Informan que de mantenerse el esquema, las empresas afrontarán “graves trastornos económicos, comerciales y financieros”.

Ambas entidades enviaron una nota a Rafael Perelmiter, titular de la Agencia de Recaudación bonaerense, ARBA,  advirtiendo que de no mediar cambios en el esquema impositivo vigente, las compañías y particulares afrontarán “graves trastornos económicos, comerciales y financieros”.

Las retenciones y percepciones que fueron multiplicadas y potenciadas bajo la gestión del polémico ex recaudador Santiago Montoya.

Como posible principio de solución, los profesionales reclamaron que: “los distintos regímenes de recaudación sólo alcancen a los contribuyentes radicados en la Provincia y que se permita la exclusión de tales sistemas de manera inmediata”.

Agregando que: “La constante demora en el otorgamiento de las exclusiones afecta el normal funcionamiento de las cadenas de cobros y pagos empresariales”.

Mario Althabe, asociado del estudio Harteneck-Quian, Teresa Gómez & Asociados,  explicó que: “a través del operativo denominado torniquete fiscal, el organismo de recaudación intimó a todos los contribuyentes de la Provincia de Buenos Aires que superaron el año pasado los tres millones de pesos de ingresos totales, para que actúen como agente de recaudación”.

Agregando que: “Esto implica que tendrán que realizar retenciones y percepciones, tanto dentro de los regímenes generales como en los especiales”.

El profesional puntualizó que: “Asimismo, la intimación cursada advierte que se procederá a la inscripción de oficio y a realizar una fiscalización, si no se cumple con dicha obligación”.

Althabe, terminó diciendo que: “Bajo este panorama, la incorporación masiva de agentes de recaudación implicará una nueva escalada de conflictos judiciales para el fisco provincial. Muchas empresas se verán forzadas a iniciar acciones legales, debido al alto costo administrativo que supone actuar en múltiples jurisdicciones como agente de recaudación y a fin de evitar que la superposición de retenciones, las deje fuera de mercado frente a empresas que no practican esas detracciones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *